Los 5 riesgos del personal de limpieza que debes conocer

limpieza despacho
Los 3 mejores consejos para la limpieza de tu despacho
abril 17, 2019
como mantener mi oficina limpia
¿Cómo puedo mantener mi oficina limpia?
mayo 6, 2019
Mostrar todo
riesgos del personal de limpieza

¿Alguna vez te has preguntado cuáles son los riesgos del personal de limpieza? El servicio de limpieza constituye, sin duda, un trabajo cotidiano que existe desde antaño… Y siguen existiendo aspectos susceptibles de protección durante el trabajo de limpieza.

Los riesgos laborales de limpieza, al igual que en cualquier otro trabajo, suponen un peligro y una contrariedad para cualquier persona que se dedique, o quiera dedicarse a ello. Y no podemos caer en el error de pensar que estas contingencias proceden solo de labores extremas.

Sacar la basura, fregar el suelo, utilizar determinados productos sin protección… Y muchas otras cosas pueden provocar graves perjuicios a la hora de desempeñar un trabajo de limpieza.

Por esta razón, desde LM2 te recomendamos que te quedes a conocer todos los riesgos del personal de limpieza que pueden derivarse de este servicio.

¿Qué riesgos puede sufrir el personal de limpieza?

riesgos laborales durante la limpieza

Son muchos los aspectos que abarca el servicio de limpieza y que deben protegerse. Desde un aspecto físico o ergonómico hasta aspectos psicosociales, todos ellos pueden generar cierto peligro en la seguridad y limpieza.

1.      Riesgos ergonómicos

Esta clase de peligro está relacionada con la estructura y disposición de los lugares de trabajo. La limpieza de oficinas, por ejemplo, supone en muchas ocasiones la limpieza de zonas que requieren escaleras altas, maquinaria motorizada y otras herramientas adecuadas para el correcto desempeño de aquella.

Cuando estas herramientas o maquinaria no se utilizan, existe un alto riesgo de sufrir un accidente laboral.

2.      Riesgos físicos

No lejos de los riesgos ergonómicos, podemos prever los riesgos físicos. La inseguridad física puede ser causada por malas posturas, esfuerzos excesivos, manejo de cargas de gran peso o movimientos bruscos.

Posiblemente, este tipo de contingencias sean las más fáciles de evitar. En muchas ocasiones, la falta de formación adecuada y de recomendaciones físicas hace que el personal de limpieza desconozca los perjuicios de no llevar a cabo el correcto cuidado de las posturas y los movimientos cuando ejercen esta profesión.

3.      Riesgos sociales y laborales

Los riesgos del personal de limpieza no solo engloban los posibles accidentes físicos que pueden sufrir los trabajadores. Este colectivo se ve, en ocasiones, perjudicado por la falta de seguridad laboral, descontrol de las horas de trabajo y pocas o ninguna posibilidad de desarrollo profesional.

Estas incidencias suceden cuando los contratantes del personal de limpieza no procura gestionar correctamente los derechos y disposiciones normativas que giran en torno a esta profesión.

4.      Riesgos emocionales

El servicio de limpieza obliga a los profesionales a estar en contacto directo, y durante varias horas, con los residentes de los hogares u oficinas en las que trabajan. Esto hace que puedan sufrir una sobrecarga emocional cuando estos no están en buen estado psicológico o físico.

Otros riesgos emocionales importantes que puede sufrir el personal de limpieza son causados por la falta de reconocimiento del trabajo, así como de la profesión, siendo poco valorada y escasamente remunerada.

5.      Riesgo de intoxicación

Los productos que se utilizan para el mantenimiento y la limpieza de oficinas y hogares son altamente tóxicos y pueden provocar graves riesgos del personal de limpieza, si estos no los emplean con el debido cuidado.

Utilizar guantes, incluso mascarillas en caso de químicos fuertes o limpiar con las ventanas abiertas constituyen prácticas indispensables para no sufrir una intoxicación.

Además, recordemos que el servicio de limpieza entra en contacto directo con bacterias y gérmenes, no solo con productos químicos. Por esta razón, también se debe tener cuidado con según qué zonas se limpian.

Formas de prevenir los accidentes durante la limpieza

Todo sector laboral debe estar formado en protección y previsión de riesgos. Asimismo debe estarlo el servicio de limpieza y mantenimiento. Los riesgos del personal de limpieza tienen solución y prevención relativamente sencilla, si se proponen seguir con algunas recomendaciones de buenas prácticas.

Existen algunas indicaciones de protección y previsión de todos estos posibles riesgos del personal de limpieza… ¿Quieres saberlos? Te los contamos a continuación.

Algunas recomendaciones en base a los riesgos del personal de limpieza

  • Utilizar las herramientas adecuadas para cada labor de limpieza o mantenimiento, como maquinaria motorizada, escaleras en buen estado, seguras y con peldaños lo suficientemente anchos como para garantizar la estabilidad del profesional.
  • Emplear extensores flexibles para aquellas zonas menos accesibles, y mangos de fregona o escoba con las medidas correctas para evitar flexiones de la espalda innecesarias.
  • Evitar las cargas excesivas de peso mediante el uso de carros o dispensadores en los que apoyar y repartir dichas cargas.
  • Trabajar en empresas de limpieza que nos aseguren la supervisión de un responsable, la asignación de tareas, evitar el solapamiento de unas labores y otras, así como un horario determinado del que no se exceda la jornada laboral.
  • En estas empresas de limpieza deberían existir programas de formación continua en las tareas y uso de los productos y herramientas.
  • También se debería fomentar el apoyo a la profesión, y también interprofesionalmente.

Evitar la contaminación cruzada

código de colores de limpieza

¿Has oído hablar de la contaminación cruzada? Se trata del traspaso de bacterias de unas zonas a otras a causa del uso de materiales y herramientas para limpiar en varias habitaciones.

Por ejemplo, los trapos que se utilizan en cocinas, luego en baños y en habitaciones, acumulan las bacterias de todos estos espacios y se traspasan de una habitación a otra por no cambiarlos.

Para evitar esto, se creó un sistema llamado “Código de colores de limpieza” y consiste en asignar un color a cada zona, superficies o instrumentos a limpiar, de forma que no circulen las bacterias de un lugar a otro.

El empleo de este código está implementado y bastante adoptado en el sector de limpieza, por parte de los profesionales independientes y de las empresas de limpieza. No obstante, es importante siempre tenerlo en cuenta, al igual que el resto de recomendaciones para prevenir los riesgos del personal de limpieza.

¿Quieres saber más sobre nosotros o sobre los riesgos del personal de limpieza? Continúa leyendo nuestro blog. Y si te ha servido este post, ¡compártelo en tus redes sociales!

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. ¿Aceptas nuestra política de cookies?

ACEPTAR
Aviso de cookies