¿Cómo puedo mantener mi oficina limpia?

riesgos del personal de limpieza
Los 5 riesgos del personal de limpieza que debes conocer
abril 30, 2019
Todo lo que necesitas saber sobre la limpieza de oficinas de noche
junio 4, 2019
Mostrar todo
como mantener mi oficina limpia

Aunque pueda parecer obvio para quienes están acostumbrados a realizar tareas del hogar, mantener los espacios de trabajo en unas adecuadas condiciones de orden e higiene, o una oficina limpia, es un trabajo que requiere una correcta planificación empleando actuaciones profesionales.

Así que en Limpiezas LM2 te vamos a aportar una lista de buenos consejos que pueden servirte a la hora de supervisar la limpieza de instalaciones si estás encargado de este cometido, y realmente quieres sacar partido a la inversión desembolsada en el mantenimiento de este servicio a la hora de tener tu oficina limpia.

Claves para mantener la oficina limpia

Organización de tareas

La sistematización, los procedimientos y la elección del personal son aspectos fundamentales en cualquier área de actividad, y también en las empresas de limpieza, porque con ello se consigue una ejecución ordenada, y sistemática de los trabajos que repercute en un mantenimiento continuado y una buena calidad del servicio prestado.

Limpieza de superficies por su naturaleza

La primera acción para lograr una oficina limpia pasa por realizar un completo inventario de todo tipo de objetos y superficies a mantener, de tal manera que nada se escape dentro del calendario de limpieza, y se pueda determinar cómo ejecutar cada trabajo con maquinaria, productos y empleados adecuados, estableciendo también la periodicidad de cada servicio.

Por otro lado, antes de comenzar las tareas de limpieza, también es muy importante revisar el estado inicial de cada tipo de superficie para evitar deterioros mayores y corregir desperfectos en su caso.

oficina limpia cada día

Fijar horarios

Para dar la mayor calidad de servicio y comenzar con el aspecto más impecable de una oficina limpia cada día, las tareas se deben realizar preferentemente una vez terminada la jornada de actividad, o con suficiente anterioridad a su comienzo, de tal manera que todo este recogido y perfecto a la hora de apertura.

Los servicios de limpieza en instalaciones en las que se desarrollan otros tipos de actividades empresariales o productivas no pueden interferir con estos, por razones funcionales ya que hay que dar prioridad al desarrollo de las tareas propias de cada empresa sin obstaculizar, ni interferir con los empleados, directivos o clientes.

Por eso al planificar los servicios para conseguir una oficina limpia, hay que tener en cuenta los horarios en los que no habrá tránsito, para evitar la posibilidad de que despachos o salas queden sin limpieza por estar ocupados, o los limpiadores pierdan su tiempo esperando para poder hacer su trabajo.

Planificación de útiles, maquinaria, productos y operarios necesarios

El estudio de superficies sirve precisamente para planificar de forma anticipada todo lo que se va a necesitar para mantener cada oficina limpia, en función de las dimensiones espaciales, y tipos de materiales de suelos, mamparas, mobiliario, y resto de equipamiento.

Entre los materiales y maquinaria de uso convencional para mantener una oficina limpia están:

  • Mopas y recambios

  • Mochos y palos de fregona

  • Bayetas de microfibra

  • Carritos de limpieza

  • Plumeros, paños, esponjas, estropajos y brochas

  • Mangos telescópicos y escaleras

  • Pulverizadores recargables para soluciones limpiadoras

  • Kit limpiacristales con raqueta de cristalero, labios de goma y rasquetas

  • Barreños y cubos

  • Guantes

  • Aspiradoras industriales

  • Pulidoras enceradoras para suelos

  • Maquinaria de inyección y extracción para limpieza de moquetas y tapicerías

  • Ceras, y productos de limpieza y desinfección

  • Recambios de consumibles higiénicos como papel, jabón, ambientadores y bolsas de basura

En cuanto a la cantidad de operarios, tiempos de trabajo y periodicidad para mantener una oficina limpia, dependerá de las dimensiones de las instalaciones, aunque el mínimo puede ser de una persona para realizar el mantenimiento diario, y un cristalero que acuda una vez por semana para la limpieza de ventanas.

mantener limpio

Periodicidad por tipo de tareas

Para mantener una oficina limpia, es necesario realizar una serie de tareas diarias como son:

  • Vaciado de papeleras

  • Limpieza de polvo, huellas y manchas de mesas de trabajo, superficies horizontales, asientos, cuadros, y otros elementos.

  • Barrido y fregado diario de suelos cerámicos, porcelánicos, sintasol y otras composiciones sintéticas.

  • Aspirado diario de suelos enmoquetados.

  • Desinfección y limpieza de aseos.

  • Repaso puntual de mantenimiento de resto de superficies que lo necesiten, evitando la formación de pelusas y telarañas, huellas de manivelas o en espejos y cristales.

Otros tipos de tareas se realizan con una periodicidad superior como es el caso de la limpieza de cristales que se puede realizar de forma completa una vez por semana, o la limpieza de alicatados de aseos, o repaso de puertas.

Con una frecuencia menor hay que realizar una limpieza general, incluyendo paredes, techos, y lavado de moquetas, que se suele hacer coincidir con fechas de descanso en la actividad de forma semestral o anual.

Para que algunos tipos de suelos recuperen su aspecto inicial, también puede ser recomendable realizar un pulido y encerado o abrillantado, o un lijado y barnizado cada cierto tiempo.

A quién encargar la limpieza de una oficina

La imagen de tu negocio es fundamental, pero además es muy importante tener en cuenta la confidencialidad de tus actividades, y evitar todo tipo de problemas derivados de una mala elección de los servicios de limpieza de oficinas.

En este sentido es recomendable elegir siempre empresas de limpieza con experiencia en el sector porque con ellas te garantizarás:

  • Un servicio que cuide realmente todas las superficies y equipamiento de los despachos, manteniendo la oficina limpia de la forma más eficaz.

  • Una discreción garantizada, y una entidad que asume responsabilidades frente a posibles pero improbables malas prácticas o abusos de sus empleados.

  • Un servicio ininterrumpido por ausencias y bajas de los limpiadores, con sustituciones inmediatas en caso de necesidad para asegurar una oficina limpia de forma continuada.

  • Un personal perfectamente formado que trabajará de forma legal, y del que no tendrás que preocuparte a nivel laboral.

  • Un protocolo de limpieza de oficinas que te ahorrará dedicación, para que puedas centrarte exclusivamente en tus actividades.

Realmente confiar los servicios de limpieza de oficinas a empresas especializadas como la nuestra, además de ahorrar tiempo y quebraderos de cabeza equilibra el gasto gracias al ahorro en productos y maquinaria que tampoco tendrás que desembolsar.

Así que no dudes a la hora de solicitar un presupuesto sin compromiso, y descubrir unos precios y servicios que no te dejarán indiferente a la hora de mantener tu oficina limpia.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. ¿Aceptas nuestra política de cookies?

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button