Limpieza de cocina: 15 consejos prácticos para dejarla como nueva

limpieza de escombros
Todo lo que debes saber sobre la limpieza de escombros
octubre 2, 2017
mantenimiento de electrodomesticos
9 consejos sobre limpieza y mantenimiento de electrodomésticos
octubre 25, 2017
Mostrar todo
limpieza de cocina

Si te gusta imitar a diario a los participantes de Master Chef, tendrás que hacer con mayor frecuencia una limpieza de cocina, porque los humos grasientos de las cocciones, asados y fritos tienden rápidamente a formar una película pegajosa que apaga el brillo natural de todas las superficies y las salpica de pequeñas gotas de tacto pegajoso.

Además al hacer preparaciones con la batidora, o al cortar alimentos con alto contenido líquido, es muy frecuente que se produzcan salpicaduras y derrames, que mientras trabajas sólo limpiarás superficialmente, por lo que luego tendrás que realizar una limpieza de cocina profunda.

Por supuesto que nosotros sabemos muy bien que limpiar la cocina no es la tarea más divertida de los cocineros, pero si la más necesaria. Para preservar las condiciones higiénicas a la hora de trabajar con los alimentos, así que en éste post te vamos a contar algunos consejos para que hagas una limpieza de cocina eficiente y esta brille como el primer día.

limpieza de cocina

15 Consejos para limpiar tu cocina y dejarla como nueva

  • Antes de comenzar a limpieza de los elementos de la cocina, como azulejos , lo primero es recoger al máximo todos los utensilios que están sobre las encimeras, adornos de la pared, y quitar estores o visillos.
  • Aprovechando que ya has desmontado las telas de las ventanas, introduce el tejido en un balde con agua caliente y un buen chorro de jabón lavavajillas, para que la suciedad se vaya ablandando, antes de comenzar la limpieza de tu cocina.
  • ​Ahora provisto de escalera, guantes, un estropajo salva-uñas impregnado en amoníaco perfumado, y un balde con agua muy caliente. Comienza a limpiar desde la parte superior de los muebles, si estos llegan hasta el techo, o directamente frota por tramos los azulejos, si se trata de la pared que no tiene muebles.
  • ​Deja actuar el producto limpia-grasas durante unos momentos, y a continuación utiliza una bayeta mojada en el agua caliente, para ir retirando la suciedad.
  • Aclara y repite el proceso tantas veces sea necesario, cambiando el agua constantemente.
  • ​Pon especial atención a la parte superior de los muebles, porque es una zona en la que encontrarás una mayor cantidad de grasa, y para evitar acumulaciones futuras, coloca papel de periódico, o tiras de papel de aluminio sobre ésta zona, y agradecerás nuestro consejo la próxima vez que tengas que hacer la limpieza en la cocina, ya que al retirar los papeles sucios te llevarás la mayor parte de la porquería, y el trabajo será menor.
  • ​Termina secando todas las superficies con un trapo de algodón cien por cien, frotando enérgicamente, sobre todo, para lograr azulejos brillantes.
  • Ten desde el principio preparado un cubo de fregar con agua muy caliente y friega- suelos amoniacal, para ir retirando la suciedad que se irá deslizando desde las paredes hasta el suelo, para así poder pasar la fregona continuamente.
  • Repite la operación en la pared de la ventana, y al llegar a esta, utiliza un estropajo nuevo para evitar engrasar el cristal, humedeciendo nuevamente con amoníaco puro. Y si encuentras restos muy difíciles de eliminar ayúdate con una cuchilla limpia-vitrocerámicas, para terminar de limpiar los cristales sin que queden marcas.
productos para la limpieza de cocinas
  • Aclara con bayeta de microfibra humedecida en agua muy caliente, y seca con trapo de algodón.
  • A continuación hay que limpiar la encimera y la parte exterior de los electrodomésticos usando la misma técnica.
  • ​Trabaja a conciencia las esquinas del suelo porque en ellas se deposita una mayor cantidad de suciedad, y si se te resiste alguna mancha, echa directamente un chorro de amoníaco y frota con estropajo de aluminio para conseguir un suelo brillante.
  • ​Cambia el agua del cubo de fregar y añade tu friega-suelos habitual, para repasar toda la superficie del suelo.
  • ​Aclara los visillos o estores con agua caliente, tantas veces como sea necesario, y para completar su limpieza utiliza la lavadora, mientras repasas la puerta, los enchufes y lámparas.
  • Por último con una bayeta humedecida en agua caliente con vinagre, repasa la parte interior de los muebles, cajones y puertas de armarios.

Y dado que limpiar la campana extractora es un tema aparte, te recomendamos que leas los consejos que te ofrecemos en nuestro artículo “Cómo y por qué limpiar la campana extractora de tu hogar o local comercial”, para que puedas conseguir buenos resultados sin esfuerzo.

Otros consejos relacionados con la limpieza de cocinas

banner limpiezas lm2
  • Haz de la limpieza de tu cocina una tarea frecuente para evitar que la suciedad se incruste, con ello te garantizamos que emplearás mucho menos tiempo y esfuerzo.
  • Una máquina de limpieza a vapor puede ser una gran aliada a la hora de limpiar azulejos de la cocina fácilmente.
  • Si utilizas amoníaco u otros productos desengrasantes, ponte guantes y mascarilla, y mantén las ventanas abiertas para ventilar constantemente.
  • Desenchufa todos los electrodomésticos antes de comenzar a mojar tus paredes alicatadas, y retira de su ubicación habitual sujetando los enchufes sobre la parte superior, para evitar accidentes por descargas de electricidad, y por supuesto siempre que vayamos a limpiar los electrodomésticos.
  • Al realizar la limpieza de tu cocina no te olvides de limpiar el contenedor de basura que es un continuo foco de bacterias y malos olores.
  • Enciende siempre el extractor aunque sea para hacer una simple tortilla, y limpia o cambia los filtros con frecuencia para conseguir que aspire potentemente.
  • Utiliza las tapas de ollas y sartenes cada vez que cocines, así concentrarás mejor el calor reduciendo el gasto energético y eliminarás una importante cantidad del vapor sucio, que directamente se quedará en la tapa.
  • Utiliza las tapas de ollas y sartenes cada vez que cocines, así concentrarás mejor el calor reduciendo el gasto energético y eliminarás una importante cantidad del vapor sucio, que directamente se quedará en la tapa.
  • Una buena alternativa a los productos químicos para una profunda limpieza de cocinas, es utilizar productos más naturales y disponibles siempre en casa como el bicarbonato y la sal común utilizados a modo de abrasivos, o el vinagre y limón que son estupendos desengrasantes, y que puedes usar solos o combinados, actuando también como eficaces desinfectantes.
limpieza de cocina
      ¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Y si no tienes tiempo para ocuparte de éstas tareas, en Limpiezas LM2 lo hacemos por ti. Contacta con nosotros sin compromiso.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. ¿Aceptas nuestra política de cookies?

ACEPTAR
Aviso de cookies