Empresas de limpieza en Madrid, ¿cuál debo contratar?

presupuesto limpieza
Limpieza de comunidades: ¿Cómo hacer y comparar un presupuesto?
abril 1, 2016
Limpiar Paredes Pintadas
Como limpiar paredes pintadas y graffitis
abril 21, 2016
Mostrar todo
empresas de limpieza

La limpieza tanto del hogar como del centro de trabajo, junto con otros espacios como colegios, almacenes o garajes ha evolucionado ampliamente en los últimos años en todos los aspectos: formas de contratación, prestación de servicios, contratos integrales,…

Desde la contratación de un particular hasta el surgimiento de grande, ha cambiado también, gracias a la experiencia, el nivel de exigencia y los criterios a tener en cuenta a la hora de contratar una empresa de limpieza en Madrid.

Para ello, debemos seguir, en la medida de lo posible, los siguientes pasos:

¿Qué servicios de limpieza nos es necesario contratar?

El funcionamiento de cada hogar o de cada empresa es totalmente diferente, por ello, a la hora de contratar una empresa de limpieza, debemos tener claro qué servicios necesitamos, qué áreas queremos limpiar si existen especificidades (limpieza general, sólo aseos,…). En función de estas necesidades estarán también las horas o días que es necesario limpiar, ya que, por ejemplo, los baños requieren una limpieza de varias veces al día por su alto nivel de suciedad y la imperiosa necesidad de higiene.

¿Son importantes las referencias?

No son importantes, son clave. La experiencia es un grado, aunque no el único. La presencia de multitud de empresas con gran número de trabajadores permite que buscar una empresa de limpieza en Madrid sea más fácil que en una ciudad de pequeño tamaño. Si atendemos a las páginas web de las empresas de limpieza, una pestaña como Referencias o Nuestros clientes es ya buen indicador, ya que la empresa hace públicos sus clientes teniendo conocimiento de que éstos están satisfechos con el trabajo realizado.

La presencia digital

La página web de la empresa de limpieza en Madrid que busquemos es nuestra primera toma de contacto. En ella es importante que aparezcan determinados apartados:

  • La empresa, quiénes son y su Historia si es que tienen una larga trayectoria. Esto nos dará confianza ya que la experiencia es un grado.
  • Los servicios que presta, deben estar ordenados y meticulosamente descritos.
  • El presupuesto, debe ser de fácil consulta y en ningún momento debe suponer un compromiso entre el cliente y la empresa.
  • Una relación de los clientes en cuanto a grandes empresas u organizaciones se refiere.
  • Una bolsa de empleo. El trabajo de limpieza encarna para quienes trabajan de forma autónoma muchos riesgos e inseguridades, por lo que realizarlo a través de una empresa de limpieza supone beneficios en cuanto a protección social, imagen corporativa, proyección de profesionalidad y seguridad salarial. A esto se une la facilidad de publicidad, ya que no se requieren referencias de terceros como ocurre cuando se trabaja de forma autónoma.
  • Un blog en el que se detallen técnicas de limpieza que nosotros mismos podamos emplear en el día a día, nuevos productos que hayan salido al mercado o consejos prácticos para mantener limpio nuestro hogar.
  • Un formulario de contacto, que nos permita detallar en un correo electrónico nuestras dudas o necesidades. A estos se ha unido en los últimos años la presencia en las redes sociales, un factor clave para dar a conocer la empresa de una manera fácil e intuitiva. Un buen posicionamiento facilita la captación de clientes junto con otros factores ya descritos.

El Presupuesto de Limpieza

Si buscamos una empresa de limpieza en Madrid, uno de los elementos a tener en cuenta es el presupuesto, que nos permitirá valorar y comparar ofertas. La posibilidad de pedir un presupuesto sin compromiso es un símbolo de confianza en la empresa, ya que ésta demuestra una total transparencia hacia el posible cliente. Normalmente suele incluir un formulario on-line en la propia web que nos permite obtener un presupuesto de manera rápida y ágil sin necesidad de que la empresa atosigue al cliente.

Si la empresa tarda un tiempo excesivo en realizarnos un presupuesto, es señal de que está mal organizada. El tiempo máximo recomendado es de tres días para obtener algún tipo de respuesta por parte de la empresa de limpieza.

Solicitar una visita a la empresa

La mejor manera de obtener un presupuesto es, una vez obtenida la oferta, solicitar una visita al centro de trabajo u hogar. De esta manera puede ajustarse el presupuesto a las necesidades del cliente. Una empresa que ofrezca este servicio es una marca de confianza, ya que es habitual que primero deban saber bien cuáles son las tareas a realizar y las características de la oficina o de la casa antes de empezar el trabajo.

El modo de contratación de la empresa de limpieza

La contratación puede hacerse por obra o servicio determinado o por horas. Es natural que si lo que buscamos es una limpieza habitual de nuestro centro de trabajo, sea de la primera modalidad.

En caso de preferir un contrato por horas, debemos de tener en cuenta que el salario por hora de un limpiador le cuesta a la empresa alrededor de 9,5 €/hora, a lo que hay que añadir periodo de vacaciones, posibles bajas, uniforme de trabajo y otros costes. Por eso, si la empresa está dispuesta a cobrar menos de 12 €/hora, no estará cumpliendo con los requisitos legales estipulados de contratación.

El precio, ¿factor a tener en cuenta?

Es uno de los más importantes, pero desde luego no puede ser el único a la hora de escoger nuestra empresa de limpieza. Cuando existe una gran diferencia de precios entre una empresa y otra, quizá debamos preguntarnos el porqué. Cuando uno de los precios es excesivamente bajo en comparación con los de sus competidores, debemos desconfiar y pensar en qué clase de cosas se intenta ahorrar costes esa empresa, como es seguridad de sus trabajadores o el empleo de productos de baja calidad.

Es importante asegurarse del seguro de responsabilidad civil, y lo debemos hacer a través de la descripción de actividades de la empresa de limpieza. Muchas empresas cuya actividad está limitada al ámbito interior, realizan actividades de limpieza en exterior, como limpieza de ventanales, con el consiguiente peligro para los trabajadores y la responsabilidad del cliente. O que, por ejemplo, realicen funciones de mantenimiento y su seguro únicamente cubra el de limpiezas.

Podemos solicitar también a la empresa de limpieza en Madrid que estamos buscando que nos muestre los documentos TC2 de la Seguridad Social para asegurarnos de que los trabajadores tienen todos los documentos de su contratación en regla. Estos documentos son emitidos al mes siguiente de que iniciemos la contratación, por lo que si contratamos en enero, la Tesorería General de la Seguridad social los emitirá a finales de febrero.

Los productos químicos que se van a emplear

En todo momento debemos tener en cuenta que los productos de limpieza, en general, son agresivos, aunque hay diferentes rangos. Dichos productos, a pesar de estar especializados en diferentes superficies, van a ser utilizados una y otra vez, por lo que el que sean de buena calidad nos asegura el menor impacto negativo posible de los mismos.

Todos estos productos deben tener, según normativa, una ficha técnica en que se explique su aplicación y funciones. Toda empresa debe disponer de ellas y, en caso de duda, el cliente debe poder solicitarla en cualquier momento.

Uno de los productos más dañinos y, sin embargo, más utilizados, es la lejía, ya que es un producto de uso tradicional en la limpieza. Debemos solicitar que la empresa la sustituya, si no lo hace ya, por productos clorados, que realizan una correcta función de desinfección sin maltratar las superficies como sí lo hace la lejía.

Para la limpieza, las empresas más modernas están comenzando a limpiar con ozono. El ozono es 100% natural, no es nocivo ni daña los materiales que limpiemos y además, por si esto fuese poco, el Ozono es el MAYOR desinfectante natural, 3000 veces más eficaz que el cloro y 7000 veces más eficaz que la lejía.

Muchas veces las empresas nos aseguran desinfectar de bacterias nuestros centros de trabajo u hogares con la limpieza habitual, pero debemos asegurarnos de que en efecto se utilizan productos bactericidas.

Cada superficie (madera, mármol, cerámica, gres,…) dispone de su producto de limpieza adecuado en su composición para no dañarlo. Debemos desconfiar si se emplean limpiadores multiusos para diferentes superficies, ya que terminan por dañar los materiales a largo plazo.

Garantía de satisfacción

Si como cliente no estamos satisfechos del trabajo que la empresa ha realizado, debemos exigir que sea corregido y, a su vez, la empresa debe asegurarse de que el cliente quede satisfecho, ya que eso puede suponer una nueva contratación.

Contratar a una empresa de limpieza para nuestro hogar

Cuando acudimos a una empresa de limpieza para la limpieza de nuestro hogar es porque exigimos confianza, legalidad y rigurosidad, ya que tradicionalmente ha sido una forma de prestación de trabajo autónoma y desregulada. Ésta exigía, además, una recomendación por parte de terceros para determinar la elección del empleado.

Para asegurarnos una correcta contratación, debemos tener en cuenta:

Conocer claramente nuestras necesidades

La limpieza de un hogar puede ser total, parcial, puntual,… Existen multitud de variantes. Es por ello que, desde el primer momento, debemos clarificar cuáles son nuestras necesidades. Con esto nos referimos no sólo a las tareas a realizar sino qué productos se van a emplear, ya que en nuestro hogar podemos ser más selectivos de lo que seríamos en un centro de trabajo. También debe fijarse la frecuencia de la limpieza, así obtendremos justo el resultado que queremos.

Una relación de confianza y seguridad

Ya que la persona empleada va a compartir espacio con nosotros mientras trabaja, es conveniente mantener una relación que sea lo más cómoda posible. Ésta debe basarse en la confianza que nos da la empresa al tenerla contratada, ya que, en última instancia, es la responsable en caso de que haya problemas de cualquier tipo.

El desarrollo de su trabajo no debe suponer dar información a terceras personas de lo que ocurra en tu hogar.

Mantener una buena comunicación

La persona que tienes empleada es alguien que cobra por su trabajo, por lo que debe realizarlo lo mejor posible. En caso de que no sea así, debes comunicárselo desde el primer momento para que cambie su manera de realizarlo hasta ajustarse a tus demandas, ya que muchas veces no saben qué se espera de ellos en concreto.

Saber diferenciar las tareas domésticas

La realización de la limpieza del hogar no debe suponer para la persona empleada tareas adicionales que no sean ésta. Debes tener en cuenta que la empresa a través de la cual la has contratado, está especializada en limpieza, no en otras tareas como puede ser el cuidado de tu mascota o de tu familia.

A esto se añaden las tareas de alta peligrosidad, como la limpieza de cristales desde alturas elevadas. Recuerda que para esto hay profesionales especializados en la propia empresa de limpieza a la que has acudido.

Y tú, ¿ya sabes cómo contratar una empresa de limpieza en madrid para tu negocio o hogar?

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. ¿Aceptas nuestra política de cookies?

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button