Limpieza de sanitarios: los 8 mejores trucos que debes saber

Limpieza de sanitarios

Todos los aparatos sanitarios suelen ser los espacios donde más se localiza la suciedad debido a que la zonas húmedas ayudan a la creación de microorganismos. Es por eso que la limpieza de sanitarios es tan importante, ya que no importa si los sanitarios están en casas o lugares públicos, siempre tenderán a acumular bacterias y suciedad.

Un mantenimiento y limpieza profunda de los sanitarios ayudará a que nuestra salud no corra ningún riesgo, ya que son muchas por ejemplo las infecciones en los genitales que se pueden contraer por el uso de sanitarios sucios.

Además, el exceso de cal en el agua o productos agresivos a la hora de limpiar pueden estropear los sanitarios con mucha frecuencia y obligarnos a tener que sustituirlos al poco tiempo de haberlos instalados.

Las reformas de los baños son las que se hacen con mayor frecuencia en las casas y muchas veces se podrían evitar si se limpiaran bien. Si quieres saber los ocho mejores trucos para realizar la limpieza de sanitarios y obtener resultados espectaculares no te pierdas este post.

Siguiendo todas las recomendaciones que te damos a continuación la limpieza de sanitarios será cada vez más sencilla y requerirá menos tiempo.

1.Ventila siempre los baños

A menudo se suele olvidar que la ventilación de los baños es muy importante y muy útil. Los excesos de humedad que provocan los indeseados hongos, malos olores y deterioro de los materiales pueden evitarse si se ventila con frecuencia los baños nada más usarlos. Este simple hábito alargará la vida de los aparatos sanitarios y evitará sus continuas reparaciones.

Al ventilar correctamente se podrán mantener secas las superficies de las paredes, suelos, lavabos, inodoros, duchas, grifos etc. Esto ayudará también a que los azulejos, grifería, espejos y aparatos no se estropeen y nos duren mucho más tiempo.

Tanto si es verano como invierno la ventilación es siempre imprescindible y debe de durar entre 10 y 30 minutos, que será el tiempo aproximado que se necesite para secar cualquier humedad y eliminar malos olores.

Si nos encontramos ante olores persistentes debemos usar ambientadores, pero también tenemos que investigar bien el origen porque podríamos encontrarnos ante una fuga o avería, que cuanto antes arreglemos será mucho mejor.

La limpieza de sanitarios es fundamental porque los tenemos que usar diariamente en más de una ocasión. Un aspecto ordenado y limpio siempre nos ayudará a realizar nuestras distintas necesidades de la forma más relajada posible.

La humedad también favorece la aparición de insectos y plagas que requieren de la ayuda profesional para poder erradicarlas por completo y que no se vuelvan a producir.

2. Limpia el polvo todos los días

El polvo debe de ser eliminado diariamente para evitar que se acumule y cree una capa que sea muy complicada de quitar. Es recomendable que usemos una bayeta humedecida con agua y jabón neutro con olor para combatir la suciedad más superficial. Tras usar la bayeta tienes que dejar que las superficies se sequen por sí solas, si nos encontramos en épocas de mucho calor. De lo contrario,  puedes usar un trapo seco de algodón en épocas de frío.

Es importante que nunca dejes espacios húmedos cuando estás limpiando los sanitarios para que no se forme moho. Los techos y elementos decorativos que cuelgan de ellos, como lámparas o adornos de escayola, también tienen que limpiarse eliminándose las partículas de polvo que puedan tener con plumeros o bayetas

banner limpiezas lm2

3. Desinfecta todos los rincones

Limpiar superficialmente con agua y jabón no es suficiente para lograr que todos los espacios de los baños estén bien desinfectados. Existen técnicas muy eficaces para la limpieza profesional que consisten en el uso de máquinas de ozono o agua a presión con líquidos desinfectantes.

Para las casas existen muchas opciones de productos que ya están preparados para la desinfección de los sanitarios y se pueden conseguir fácilmente en los comercios.

Cuando se está realizando la desinfección es muy importante dejar actuar los productos desinfectantes varios minutos para que penetren bien y actúen en su totalidad, porque si no lo hacemos estaremos perdiendo nuestro dinero y tiempo.

Un truco casero para desinfectar es el uso del vinagre blanco ya que elimina bacterias y repele insectos y animales por sus ácidos y fuerte olor.

                                                       ¿Te está gustando este post? Comparte en las redes sociales

El uso de guantes e incluso de mascarilla es altamente aconsejable porque los desinfectantes pueden dañar nuestra piel. Se tiene que evitar el contacto directo con los ojos y cuando se usen las ventanas deben de estar siempre abiertas.

Al igual que eliminar el polvo acumulado, la desinfección es muy importante en el proceso de limpieza de sanitarios y nunca debería de olvidarse bajo ninguna circunstancia.

Limpieza de sanitarios

4. Recupera el brillo de los aparatos sanitarios

Lo normal es que con el paso del tiempo los aparatos sanitarios que están esmaltados con porcelana presenten manchas oscuras, amarillas o grietas en las zonas como el desagüe de los lavabos, bañeras, bidés o parte interior de los inodoros.

Para poder devolver el brillo se puede usar vinagre blanco, bicarbonato sódico y agua oxigenada. Se tienen que usar con un estropajo con el que se frote bien en las partes afectadas y dejar actuar varios minutos.

Un truco casero es el de realizar una mezcla de sal y trementina que se aplica con una esponja o paño delicadamente. Se tiene que dejar actuar unos minutos y enjuagarla con agua caliente y jabón.

Si se vierte coca cola por un inodoro, se cierra la llave de paso para que no caiga agua y no se tira de la cadena durante 40 o 50 minutos, las manchas amarillas que suelen estar en el fondo desaparecen. Lo ideal es usar una botella de dos litros que esté en perfecto estado, es decir, que tenga suficiente gas para poder actuar contra la suciedad más incrustada.

Los espejos pueden limpiarse con limpiacristales y con amoníaco cada dos o tres días, dependiendo de la periodicidad con la que se usen. Cuando vayas a limpiar los espejos primero céntrate en el marco con una bayeta húmeda. Los cristales se pueden limpiar con:

-Mezcla de agua y vinagre.

-Un litro de agua, una tacita de alcohol de quemar y otra de amoniaco.

- Trapos que no suelten pelusas o papel como los de cocina o periódicos.

5.Evita la mezcla de lejía y detergentes

Antiguamente se solía usar lejía mezclada con detergente casi siempre para la limpieza de sanitarios, pero al ser un producto tan fuerte y abrasivo era muy habitual que deteriorara el aspecto de casi cualquier superficie así como causar daños al olfato. Lo mejor es usar otros desinfectantes más naturales y que contengan poca composición química, ya que es recomendable para nuestra salud y medio ambiente.

Si por ejemplo observamos restos de óxido cuando realizamos la limpieza de sanitarios, podemos aplicar una mezcla de sal y limón sobre las manchas con un estropajo. Se frota con fuerza sobre las zonas afectadas, se deja actuar varios minutos y posteriormente se aclara con agua.

Limpieza de sanitarios

6. Usa el mismo producto

No es necesario que uses más de un producto para los lavabos, las bañeras, los bidés etc. Lo normal es que todos estén hechos con los mismos materiales y, por eso, es aconsejable que uses el mismo producto para conseguir resultados similares y ahorrar costes, cuando queremos hacer una limpieza general superficial de manera diaria.

Si hubiera manchas sí que tendríamos que usar otros productos mucho más específicos, pero es precisamente una limpieza diaria lo que evitará la aparición de manchas.

7. Pastillas desinfectantes y de limpieza

Se deben usar si se vive en lugares que tienen lo que se denomina “agua dura”. La dureza del agua consiste en la concentración de compuestos minerales como las sales de magnesio y calcio en una cantidad determinada de agua.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha informado durante muchos años que la dureza del agua no tiene efectos negativos en la salud de las personas, no obstante, es importante saber esta información para poder ajustar el funcionamiento de electrodomésticos como lavadoras y lavavajillas. Lo normal es usar más jabón cuanta más dureza podemos encontrar en el agua. Algunas de las provincias de España con mayor dureza de agua son: Barcelona, Albacete, Málaga, Cáceres, Cuenca, Valencia, Almería o Ciudad Real entre otros.

Los distintos tipos de agua son:

-Aguas blandas: menos de 50mg/l de carbonato cálcico.

-Aguas duras intermedias: entre 50-100mg /l de carbonato cálcico.

-Aguas duras: entre 100 y 200mg/l de carbonato cálcico.

-Aguas muy duras: más de 200 mg/l de carbonato cálcico.

8.Limpieza de bañeras

Hay ocasiones en las que las bañeras presentan muchas manchas por no haberlas limpiado bien y con frecuencia. Para combatirlas puedes llenar la bañera con agua caliente y detergente, y dejar actuar esa mezcla durante toda una noche. Al día siguiente vacías la bañera y la friegas con una esponja.

Si lo que quieres es quitar el moho de las juntas de la bañera puedes aplicar un fungicida en aerosol cada mes. Para los arañazos puedes usar abrillantador de metales.

Si cada vez que te bañas o te duchas pasas una esponja con un poco de jabón para retirar los pelos y otras partículas que se acumulan podrás mantener tu bañera en mejor estado por más tiempo.

Esperamos que te haya gustado este post y si quieres más información sobre servicios de limpieza te animamos a que te pongas en contacto con nosotros.

                                            ¿Te ha gustado este post? Compártelo en las redes sociales