Antisépticos y desinfectantes hospitalarios: Principales tipos y razones de su uso

calefacción
Cómo llevar a cabo un buen mantenimiento de tu caldera o radiador
diciembre 1, 2017
empresa de limpieza
La importancia de elegir una buena compañía de limpieza y sus ventajas
diciembre 15, 2017
Mostrar todo
desinfección en un centro hospitalario

A la hora de utilizar productos  como los desinfectantes hospitalarios, hay que tener en cuenta una serie de requisitos específicos para prevenir posibles problemas en la piel en pacientes más sensibles a este tipo de productos u ocasionar algún trastorno derivado de su inhalación, ente otras inconvenientes.

Por norma general, es conveniente que el producto antiséptico usado, sea  el mismo o similar al utilizado en las distintas áreas del hospital, a excepción de las zonas de mayor riesgo de gérmenes (zonas en cuarentena por riesgo biológico).

¿Qué debes saber sobre los desinfectantes hospitalarios?

Antes de llevar a cabo el uso de antisépticos y desinfectantes hospitalarios, es conveniente tener en cuenta  la siguiente información de gran relevancia:

  • El desinfectante hospitalario elegido no debe dañar las manos del personal durante su uso, por lo que siempre será necesario el uso de guantes específicos.
  • Una vez que los desinfectantes y antisépticos llegan a las distintas áreas, han de fraccionarse, en pequeños frascos opacos (ya que suelen venir en formato garrafa) y recambiarse a diario, siempre lavando y escurriendo el frasco con anterioridad, antes de volver a llenarlo.
  • En casos como en los del alcohol antiséptico, se puede poner en frascos de vidrio blanco, eso sí, siempre cerrados herméticamente.
  • Es de vital importancia mantener tapados los desinfectantes hospitalarios en todo momento, ya que por ejemplo algunos como el alcohol yodado alteran su concentración en el proceso de evaporación.
banner limpiezas lm2

Tipos y uso de los desinfectantes hospitalarios

Povidona –Iodada

Se trata de la sustancia resultante de añadir al iodo un agente solubilizador como puede serla povidona o el PVP, haciendo que se mantenga la eficacia germicida del iodo, siendo uno de los mejores desinfectantes hospitalarios, por su baja irritación y toxicidad.

Además de no irritar, no mancha tampoco, siendo la solución perfecta para aplicaciones preventivas de limpieza como la higienización de baños pre-quirúrgicos o la curación de heridas.

Además de bacterias, es capaz de eliminar virus, levaduras y hongos. Para ello, su uso ha de ser sin diluir.

Puedes encontrar este tipo de productos tanto en solución jabonosa y como tópica.

Gluconato de Clorhexidina

Se trata de un desinfectante hospitalario, usado como potente bactericida de uso genérico para zonas y áreas con bajo riesgo.

Aunque es capaz de eliminar hongos y virus, no es muy eficaz para eliminar algún virus como el de la tuberculosis.

Su uso es recomendado principalmente para:

  • Baño de pacientes que no estén en cama, puesto que esta solución si deja mancha.
  • Baños para visitantes y otras zonas comunes.
  • No se debe usar para la desinfección puesto que materiales como el algodón lo vuelven inactivo.

Lo puedes encontrar tanto en forma jabonosa como en menor medida alcohólica.

Desinfectantes hospitalarios. Hexaclorofeno

Es un eficaz agente bacteriostático contra los gérmenes en especial, los estafilococos. Aunque no modifica la flora cutánea con su aplicación, sus efectos son acumulativos. Es por ello que se recomienda su uso en duchas preoperatorias.  Puede usarse en materiales no críticos y limpieza del ambiente hospitalario.

ANTISEPTICOS Y DESINFECTANTES

Peróxido de hidrógeno o Agua oxigenada

Uno de los desinfectantes hospitalarios más comunes en cualquier botiquín y que se utilizan frecuentemente para la esterilización de material sanitario y heridas.

Tiene un muy débil efecto germicida y  se degrada fácilmente  en agua y oxígeno molecular. En cualquier caso su acción es más que suficiente para desprender las burbujas oxigenadas que emanan de las bolsas de bacterias, eliminándolas por completo.

Como ves, se trata de un producto idóneo para desinfectar el material quirúrgico durante 30 minutos.

Debe mantenerse alejado de la luz y es corrosivo de metales como el cobre, aluminio o zinc.

Alcohol

El más común de los desinfectantes hospitalarios, es el alcohol etílico o etanol.

Se  recomienda su uso para:

  • Uso antiséptico de la piel.
  • Desinfección de termómetros rectales y axilares.
  • Desinfección de endoscopios fibro-ópticos.
  • Desinfección de otro tipo de instrumentos y material sanitario.

Es muy eficaz contra las bacterias patógenas, pero imprevisible en virus y hongos, ya que cada vez son más inmunes al mismo.

Sus principales desventajas son, que seca la piel, puede provocar ardor cuando se aplica a  heridas abiertas y provoca vasodilatación.

También se usa como sustituto a los jabones de manos para desinfectar, llegando a reducir un 99.7% los microbios.

                                                               ¿Te está gustando este artículo? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Alcohol Iodado

Para obtener este desinfectante hospitalario es necesaria la combinación de alcohol y iodo.

El alcohol iodado es un potente antiséptico contra las bacterias (incluso las causantes de la tuberculosis. Se utiliza bastante como antiséptico para la preparación de la zona operatoria de la piel.

Debe mantenerse en todo momento, dentro de recipientes opacos y tapados para evitar su evaporación.

Amonios Cuaternarios

Son buenos agentes limpiadores como desinfectantes hospitalarios, aunque tienen ciertas limitaciones como por ejemplo:

  • Su aplicación no puede realizarse tampoco con algodón ya que disminuye su función.
  • No es capaz de eliminar esporas ni virus como el de la hepatitis B.
  • Debe ser usado con cuidado, ya que se sabe que algunas soluciones permiten el crecimiento de Pseudromonas.

Es por ello, que es un producto de utilización para limpieza general de espacios, y no para limpieza específica en salas de quirófano, habitaciones y otros lugares en el hospital.

limpieza desinfectante en hospitales

Formaldehido

Este producto desinfectante es capaz de inactivar microorganismos a través de la alcalinización (disminución de ácido en una solución).

Su uso es perfecto para eliminación de baterías, hongos y esporas, por lo que se trata de un desinfectante hospitalario con un alto nivel de desinfección y esterilización.

Aunque bien es cierto que sus vapores tienen efectos tóxicos e irritantes, motivo por el que se recomienda su manipulación con protectores, como mascarillas, es ideal para su uso en zonas de bajo riesgo.

En cualquier caso, su uso no es aconsejable en habitaciones de pacientes, ni quirófanos, debido a su efecto carcinogénico.

Compuestos con Mercurio

Aunque se trata de un antiséptico  que inactiva rápidamente las proteínas, su uso ha de ser elevado para poder cumplir un efecto bactericida.

Además, de su bajo nivel de desinfección, es corrosivo para cierto tipo de metales y puede resultar muy tóxico para el ser humano, por lo que su utilización es cada vez más limitada en este tipo de centros.

desinfección hospitalaria

Glutaraldehído

Su uso diluido en agua es bastante eficaz en temas de limpieza (el agua no debe estar a una temperatura superior a 45 grados), ya que se trata de un desinfectante hospitalario de alto nivel. Para su utilización, se recomienda el uso de gafas y guantes.

Ahora, ya conoces cuales son los principales tipos de desinfectantes hospitalarios y para que se usan. Si vas a confiar esta limpieza desinfectante a un equipo profesional no lo dudes y contacta con nosotros. Somos expertos en todo tipo de soluciones de limpieza en clínicas y hospitales y contamos con el personal y maquinaria adecuados para prestar un servicio con las máximas garantías de calidad y seguridad.

                                                          ¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *