Limpieza Urgente: Guía para obtener los mejores resultados

Limpieza urgente

La limpieza urgente son todas aquellas actividades de limpieza que necesitan ser realizadas con celeridad e inmediatez debido a circunstancias imprevistas. Dependiendo del tipo que sean se deben usar unas técnicas y herramientas especiales para cada ocasión con el fin de lograr el resultado perfecto.

En la actualidad hay empresas de limpieza en Madrid que están destinadas a cubrir este tipo de necesidades durante las 24 horas del día y asegurando resultados satisfactorios. Algunos de los principales tipos de limpieza urgente son por: obras, eventos, inundación, incendios, desalojo, mudanzas y plagas.

Para poder obtener los mejores resultados a la hora de contratar una empresa de limpieza que se encargue de una limpieza urgente debes seguir los pasos que te recomendamos a continuación.

1. Ten claro cuál es el origen de la suciedad y su alcance

Antes de empezar a buscar empresas debes identificar el tipo de suciedad y su origen, porque si no será muy difícil elegir los procedimientos que se van a necesitar para realizar la limpieza.

  • Obras: desprenden gran cantidad de polvo, basura y residuos que si se van acumulando dificultan la limpieza de cualquier hogar, local o nave.
  • Eventos: debido a la gran cantidad de personas que suelen acudir y, por tanto la suciedad que producen, la limpieza de los espacios donde se han producido eventos es una de las más laboriosas. Los restos y manchas procedentes de los alimentos, bebidas o elementos decorativos requieren horas para que desaparezcan.
  • Inundaciones: una gran cantidad de agua incontrolada da lugar a barro, manchas, malos olores, daños en los muebles, paredes y techos etc. Tan solo los profesionales pueden garantizar buenos resultados en la limpieza de los lugares inundados.
  • Mudanzas o desalojos: cuando se produce el traslado de una vivienda o local siempre se genera suciedad y polvo. Se suelen acumular cajas, papeles y ropa que crean polvo y ocupan espacio. Además, también se puede atraer a animales e insectos que buscan comida o guaridas.
  • Incendios: el hollín, los humos y cenizas son algunas de las cosas que más manchan las paredes, techos y mobiliario. Las altas temperaturas también pueden provocar cambios en las pinturas, telas, cristales y metales.
  • Plagas: ratas e insectos producen manchas que son muy difíciles de eliminar sin ayuda profesional.

                                                                    ¿Te está gustando este post? Compártelo en las redes sociales

2. Desarrolla un plan de actuación

Lo normal es que la empresa especializada en limpieza urgente te informe sobre el plan de actuación que tienen pensado llevar acabo. Generalmente se tiende a elaborar una lista con los distintos materiales que se tiene que limpiar como la siguiente:

1.Los cristales de las ventanas.

2. Los muebles de madera o suelos.

3. Las cerámicas, baldosas o terrazos que constituyen los suelos o paredes.

4. Las piedras como el mármol que forman las escaleras, suelos, paredes y techos.

5.Los sanitarios.

6.Las superficies sintéticas.

7. Las moquetas, alfombras y tapicerías

limpieza urgente

3. Selección de herramientas

El origen, tipo y tamaño de la suciedad determinará los productos, la maquinaria y utensilios que son más adecuados para realizar la limpieza.

Productos: disolventes para pinturas y esmaltes, desinfectantes sanitarios y de cocina, desengrasantes, desincrustantes para cemento, limpiadores, detergentes, amoniaco, sacos de basura ,ceras para maderas y superficies porosas etc.

Maquinaria: rotativa pulidora, abrillantadora, máquinas de desinfección con ozono, máquinas para limpieza con vapor, aspiradoras, bombas de achique, etc.

Enseres: cepillos, guantes, mascarillas, vestuario, escobones, bayetas absorbentes, estropajos de aluminio, paños de algodón, plumeros, espátulas etc.

4. Procedimientos de limpieza

Podemos dividir los pasos que se deben seguir para una limpieza urgente en cuatro apartados.

Estos cuatro apartados son de gran utilidad porque nos ayudarán a priorizar el orden de las acciones que se tienen que llevar a cabo. De esta forma ahorraremos tiempo y se podrán obtener los resultados más óptimos posibles.

4.1 Ventilación

Lo primero que se debe hacer, y que es común en la mayoría de los procesos de limpieza, es el de conseguir ventilar los espacios que se van a limpiar.

Es muy importante abrir las ventanas y puertas para que el aire circule. De esta forma se consigue eliminar las partículas nocivas en suspensión, las humedades se secan y se disipan los malos olores.

Cuando el aire permanece estancado en un sitio se corre el riesgo de que se propaguen virus y partículas tóxicas que tienen un efecto negativo en la salud de los seres vivos.

4.2 Techos y paredes

Antes de limpiar los suelos, que son los grandes protagonistas en cualquier proceso de limpieza, es importante que se limpien bien los techos y las paredes. El polvo que se acumula en las paredes y en los techos, así como cualquier otro tipo de suciedad, podrá caerse al suelo cuando lo estemos limpiando. Por eso no tiene sentido comenzar por los suelos, a no ser que nos encontremos ante inundaciones.

  • Techos: en algunas ocasiones como cuando tienen lugar incendios son los techos los que acumulan la mayor parte de la suciedad. Lo más recomendable es emplear una mopa seca con mango ajustable para quitar las partículas de polvo, telarañas u hollín. Si la suciedad estuviera muy incrustada se debería usar una bayeta humedecida con productos específicos y una escalera para poder llegar hasta los techos.
  • Paredes: cuando están pintadas se debe usar una mopa seca y realizar movimientos en línea para poder abarcar la superficie de una forma más eficaz. Si observamos que todavía queda suciedad debemos pasar un paño húmedo con jabón neutro. Todas las paredes que están alicatadas las podemos limpiar con una máquina de vapor a presión, o fregándolas con nuestras manos usando guantes, estropajo salva uñas y amoniaco diluido en agua. El amoniaco es tóxico así que se debe de evitar el contacto con los ojos y cuando se use es preferible tener las ventanas abiertas para que el aire pueda evitar la intoxicación.

4.3 Limpieza de ventanas

Dentro de las ventanas tenemos que hacer diferenciación entre marcos, alféizares y cristales. Siempre lo más indicado es empezar por limpiar los marcos tanto externos como internos para así evitar manchar los cristales.

En los marcos se acumula con muchísima facilidad polvo, insectos y hojas. Se tiene que retirar el polvo seco y pasar una bayeta con agua y jabón por toda la superficie de los marcos.

Para la limpieza de cristales también lo primero que se debe hacer es retirar el polvo con bayetas de algodón que no lo rallen. Usar posteriormente una esponja, papel de periódico o trapos de algodón para quitar la suciedad de los cristales. Y por último tienes que dejar secar los cristales de las ventanas.

De esta forma se conseguirán unas ventanas completamente limpias. Para evitar que se ensucien a menudo es aconsejable usar cortinas y persianas, porque no solo evitan el calor y la luz, sino que también la acumulación de suciedad en los cristales.

Hay momentos del año donde se ensucian más los cristales como en las temporadas estivales con muchas lluvias o cuando se producen obras en las calles.

4.4 Limpieza de suelos

Los suelos cuando se producen incendios, inundaciones, mudanzas u obras poseen numerosos escombros y objetos que dificultan su limpieza, por ello, lo primero que se debe hacer es retirarlo todo.

Si hay muebles también hay que retirarlos o moverlos, en la medida de lo posible, para que la limpieza del suelo sea lo más cómoda posible.

Los materiales que se usan para barrer y fregar los suelos dependerán de las características de los mismos: no es lo mismo limpiar un suelo de mármol que uno enmoquetado. Cuando hay aguas estancadas se deben usar bombas de achique o cubos.

limpieza urgente

5. Recomendaciones finales

Como has podido leer, debido a la dificultad de una limpieza urgente, ésta tiene que ser llevada a cabo por profesionales si se desean tener buenos resultados.

Son muchos los aspectos que se deben de tener en cuenta cuando se quieren limpiar los destrozos que ha causado una inundación, obras, mudanzas, desalojos o incendios.

Para poder escoger la mejor empresa especializada en limpieza debes preguntar a tus conocidos o amigos si conocen alguna o directamente buscar en internet las que mejores críticas reciban de sus clientes. En las redes sociales también se pueden encontrar opiniones de empresas de limpieza con mucha facilidad.

Cuando hayas seleccionado un par de ellas pídeles presupuestos personalizados bien detallados que informen de: las funciones que van hacer, los materiales, el tiempo estimado para cada tarea, las características profesionales de sus empleados etc.

Tienes que comparar los distintos presupuestos pensando en las ventajas que ofrecen cada empresa, tu límite económico e inmediatez del trabajo. Por eso recomendable apostar por empresas que tengan años de experiencia y buena reputación.

En muchas ocasiones tanto los incendios como las inundaciones se producen por la falta de educación medio ambiental, que hace que las personas sean muy irresponsables con los elementos de la naturaleza. Sin embargo, hay ocasiones en las que la mala suerte es la causante de graves daños en los inmuebles.

Lo más importante cuando se necesita una limpieza urgente es mantener la calma y buscar ayuda lo más rápido posible para evitar complicaciones futuras.

Si necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

                                                                       ¿Te ha gustado este post? Compártelo en las redes sociales