Limpieza de Sofás: Cómo quitar manchas y limpiar tu sofa

Limpieza Sofás manchas

Limpieza de Sofás: Cómo quitar manchas y limpiar tu sofá

La limpieza de sofás, es relativamente reciente. No hace demasiado tiempo, era muy frecuente ver en las casas sofás con cobertores o fundas, que hacían imposible saber cómo era la tapicería original casi hasta el día en que por deterioro de la estructura, se bajaban a la calle para ser sustituidos por otros nuevos. El temor a que alguna mancha rebelde pudiera estropear el aspecto original, era mayor que el interés por disfrutar realmente de la tapicería elegida.

Este miedo a ensuciar los sofás, y no saber cómo quitar las manchas, aún podemos observarlo en la casa de muchas personas mayores.

La explicación realmente no se debe a que quieran evitarse el trabajo de tener que limpiar, sino más bien al desconocimiento de cómo realizar una correcta limpieza con buenos resultados.

Por eso, nos ha parecido interesante explicaros en este post, cómo debemos proceder en la limpieza de sofás.

A la hora de proceder a la limpieza de los sofás, existen factores como la posibilidad de desmontar total o parcialmente las fundas para su limpieza, tarea que puede facilitar bastante el trabajo, pero también dependerá de la composición de las superficies para ver como quitar las manchas, e higienizar en general.

Antes de pasar a ver los consejos para limpiar sofás más adecuados, comenzaremos por realizar una clasificación de los tipos de sofás.

¿De qué tipo son tus sofás?

  1. Sofás con elementos que permiten quitar todas las fundas en distintos tejidos, tipo Ikea, que cuando te cansas o presentan un aspecto deteriorado las sustituyes por otras nuevas.
  2. Sofás de los que sólo se desenfundan algunos cojines, pero no puedes desmontar el respaldo, ni apoya brazos, ni tampoco quitar los faldones cubre patas para lavarlos.
  3. Sofás de alta calidad con estructuras tapizadas fijas, que imposibilitan el desmontaje de sus partes a la hora de la limpieza.
  4. Sofás de estructura en mimbre, enea u otras fibras.
  5. Sofás de piel o de piel sintética

LIMPIEZA SOFÁS CANAPÉS

CONSEJOS DE LIMPIEZA DE SOFÁS Y CANAPÉS

Sofás que permiten quitar las fundas en distintos tejidos

Si tus sofás son del primer tipo que hemos comentado, tareas como quitar las manchas serán más fáciles de realizar.

Normalmente encontrarás cremalleras escondidas por cada uno de los elementos que lo componen, por lo que resultará muy fácil desenfundar cada cojín, debajo de ellos se encuentra un cobertor de estructura, que normalmente está sujeto a ella con anchas cintas fijadas con algún sistema de fijación, como botones, o velcro, que hará mucho más fácil la tarea de limpieza de los sofás.

Para realizar una higienización total, sobre todo si tienes mascotas en casa, deberás pasar la aspiradora por toda la estructura, incidiendo también en las ranuras con la boquilla estrecha, para recoger todos los restos de polvo, pelo, y suciedad.

Lo mejor será que lo apartes de la pared para hacer sitio y volcarlo, accediendo así a la parte de abajo, y las patas, para quitar cualquier resto de polvo o pelusas.

Si hace ya más de dos años que lo tienes, puedes terminar de limpiar la estructura ayudándote con un trapo o esponja humedecida en una solución de agua con amoníaco, o vinagre blanco para limpiar, que son dos estupendos desinfectantes para matar ácaros.

Las manchas puntuales que presenten las fundas, deben ser tratadas previamente al lavado.

  • Manchas de roce por uso, podemos eliminarlas frotando con un cepillo de uñas mojado en una solución jabonosa, posteriormente aclarar y lavar en máquina.
  • Para quitar mancha de aceite seca, o grasa, se puede aplicar un spray quita-grasas en seco, de tipo Cebralín, esperar a que seque totalmente, y con un cepillo seco retirar los polvos y suciedad.
  • Las manchas de color, como las de sangre, hay que limpiarlas procurando no extender, con un cepillo de uñas y una solución de agua jabonosa templada, poner un trapo debajo y frotar, posteriormente aclarar.

Si la mancha persiste, podemos repetir la operación aplicando agua oxigenada más jabón, y luego aclarar. Por último lavar con el resto de las piezas en la máquina.

  • Para quitar las manchas de tinta de bolígrafo, meter en leche templada a remojo durante veinticuatro horas, posteriormente y también con leche templada y un cepillo, frotar las manchas.

Si las manchas persisten, repetir la operación.

Terminar aclarando y lavar con el resto de piezas en la lavadora.

  • Para quitar mancha de pintura, podemos intentar raspar la mancha con cuidado de no arruinar la tela. Posteriormente podemos proceder con algún quita-esmalte no aceitoso, o disolvente, si la pintura no es al agua, aplicando el producto con un cepillo de uñas, y apoyando la parte manchada de la funda sobre un trapo, al que pasará la mancha.

Si la pintura es al agua, en lugar de emplear los productos anteriores, utilizaremos una solución de agua jabonosa tras el proceso de raspado, aclarando y lavando en lavadora después.

¿No tienes el material adecuado para limpiar tu sofá? 

Puedes comprar los productos idóneos en Amazon. Te dejamos el enlace directo al producto más recomendado para este tipo de limpieza.

  • Precio: 101,85€
  • Envío gratuito en 1 día 

Valoración media en Amazon: 

limpiar sofá

Sofás y canapés que solo desenfundan algunos cojines

Si tú sofá cuenta con partes que se pueden desenfundar, tienes que desmontar todos los elementos posibles, buscando cremalleras, velcros, etc…, y quitar las fundas.

Normalmente en la actualidad casi todos los tejidos son lavables, siempre por supuesto, en agua fría, para evitar decoloraciones, cómo ya hemos comentado antes.

Tejidos como: chenillas, cretonas, lonetas, retores, de algodón, o panas lisas y terciopelos sintéticos, son todos ellos lavables tanto en máquina, como a mano, facilitando bastante la limpieza de sofás.

Las partes fijas forradas de la estructura requerirán de un buen aspirado a fondo, y como hemos comentado en el punto anterior, deberás de insistir bien en las zonas de pliegues, etc…

Para el tratamiento de limpieza de las fundas, como quitar las manchas específicas, y del entelado de la estructura, sigue las explicaciones que hemos dado en el primer apartado, al igual que para limpiar la parte de abajo del sofá.

Una vez retirado el polvo totalmente, puedes usar una solución de agua templada con jabón humedeciendo un cepillo, para frotar por partes toda la superficie. Posteriormente repetir con un trapo humedecido solo en agua, para retirar los restos de suciedad.

Si quieres una desinfección más profunda, puedes realizar el proceso con agua de amoníaco o amoníaco sólo, dependiendo del tiempo que lleve el sofá sin limpieza, y el grado de suciedad.

Al utilizar cualquier producto, siempre recomendamos hacer una prueba previa en un lugar poco visible de la superficie a limpiar.

Otra forma tradicional de limpiar las tapicerías de sofá es limpiar en seco, utilizando productos de espuma jabonosa, que no mojan la superficie a limpiar, produciendo mucha espuma que al ser retirada posteriormente, arranca la suciedad.

Los puedes encontrar en la sección de droguería de los supermercados.

Por último, y si no hay contraindicaciones del fabricante, puedes utilizar la máquina de vapor con los accesorios adecuados.

Sofás de alta calidad con estructuras tapizadas fijas

Cuando hablamos de alta calidad y precio acorde, normalmente el vendedor nos habrá informado sobre las posibilidades de limpieza de sofás adquiridos y productos más adecuados. Si en las instrucciones del fabricante se indica que puedes hacer una limpieza húmeda, procede como en los casos anteriores.

Si hace muchos que compraste tu sofá, y has perdido o no recuerdas las instrucciones, te aconsejamos que hagas una prueba previa en la zona menos visible (por la parte más baja trasera, por ejemplo). con posterioridad al aspirado a fondo, con los productos que necesites bien para limpiar manchas concretas, tras lo cual deberás de igualar la zona tratada con el resto bien con espuma en seco, bien con un paño humedecido con agua de amoniaco o también puedes usar vinagre blanco de limpieza.

Posteriormente con otro paño ligeramente humedecido retira totalmente los restos de suciedad, y deja secar al aire.

Ante la menor duda sobre los posibles resultados, será mejor solicitar los servicios de limpieza de una empresa profesional.

Las fundas textiles, por lo general suelen ser lavables, facilitando mucho con ello la limpieza de sofás, eso sí, “siempre mira las instrucciones del fabricante”.

Te recomendamos que el lavado lo hagas en un programa en frío, y con un detergente suave, para no deteriorar los colores originales.

No mezcles las fundas con otra ropa, para evitar sorpresas no deseadas, y seca a la sombra para evitar la decoloración.

Salvo que las fundas sean totalmente blancas, evita todo tipo de blanqueadores.

Uno de los mejores trucos para planchar, si el tejido es de algodón muy fuerte, es proceder al planchado sin terminar de secar. Eso te ayudará a eliminar las arrugas con facilidad,.

Siempre debes probar la primera vez por el revés, a temperatura media, para ir subiendo gradualmente según lo pida el tejido.

En la limpieza de sofás de estructuras en tejidos vegetales como mimbre, médula, etc…, debes armarte de paciencia, sobre todo si se trata de fibras naturales, ya que no se pueden mojar excesivamente.

Quita cojines y colchonetas, desenfunda y lava como te hemos indicado en el primer apartado.

Para limpiar el polvo, pasa una brocha seca, en el sentido de la trama, hasta desempolvar toda la estructura.

Posteriormente y para repasar y completar la limpieza puedes utilizar otra brocha limpia para limpiar con vinagre, o alguna cera en spray que irás extendiendo también en el mismo sentido de las fibras, hasta limpiar toda la superficie.

Si la estructura del sofá es de fibras sintéticas (tipo plástico), puedes fregar con agua y jabón, aclarar y secar sin problemas.

Sofás y canapés de cuero o piel sintética

Para limpiar sofás de cuero, tras el aspirado que deberás realizar poniendo el cepillo apropiado a la boca del aspirador para no rallar la piel, puedes pasar un paño ligeramente humedecido para retirar posible suciedad por uso.

Si tienes que realizar alguna limpieza específica como quitar las manchas, te recomendamos utilizar jabón especial para cuero, o algún producto específico para piel de los que se venden en las tiendas de reparación de calzado.

Los sofás de piel sintética normalmente admiten jabón y agua sin excederse, incluso se puede pasar un paño con agua de amoniaco, aclarando con otro posteriormente.

  • Cuando se produce una mancha en nuestros sofás, habitualmente, debemos intentar limpiarla inmediatamente, ya que con el tiempo secará y será más difícil eliminarla.

Lo primero para quitar manchas por goteo, es actuar inmediatamente y cuando se producen, aplicando con la punta de los dedos un papel absorbente para absorber todo lo que puedas el líquido derramado, procurando no extender más.

  • A la hora de limpiar un sofá caro, siempre que surjan dudas, será mejor recurrir a una empresa de limpieza, ya que las compañías de limpieza a domicilio, conocen todo tipo de materiales y tejidos, y aunque no se disponga de las instrucciones del fabricante, nos aconsejarán eficazmente.

Ya sabes cómo quitar manchas y limpiar tu sofá o canapé para que quede como nuevo?

Si tienes alguna duda siempre puedes preguntarnos en los comentarios y si te ha gustado el post no dudes en compartirlo!!