Limpiar tuberías: Mantenimiento, consejos y trucos de limpieza

Limpiar tuberías Mantenimiento

La limpieza de tuberías de forma habitual evita la proliferación de cucarachas, sirve para eliminar malos olores, acaba con gérmenes nocivos para la salud, y muy importante y fundamental, previene la aparición de posibles obstrucciones y las complicaciones derivadas de que se encuentren sin limpieza.

Con la simple utilización cotidiana la red de tuberías comienza a acumular restos de cal, residuos de alimentos y otras sustancias, que impiden el paso de caudal para el que están previstas, produciendo olores desagradables por estancamiento, y finalmente el consabido atranco, por lo que la limpieza de tuberías resulta fundamental para su mantenimiento.

Dentro de los servicios de limpieza de edificios, redes públicas, limpieza industrial, o en el ámbito de la limpieza doméstica, un capítulo al que habitualmente no se le da toda la importancia debida, y en el que especialmente insisten las empresas de limpieza profesional, es la limpieza de tuberías, y redes de saneamiento, ya que de ellas depende el buen funcionamiento de la canalización de aguas sucias.

Todas las grandes empresas de limpieza contemplan en sus presupuestos de mantenimiento para clientes un capítulo para los servicios de limpieza de tuberías, arquetas, pozos y en general red interna de saneamiento, contando con los medios técnicos y humanos para realizar los trabajos que sean necesarios siempre encaminados a la previsión que evite posibles atrancos.

En el ámbito doméstico habitualmente las prisas y la cantidad de tareas que requieren nuestra atención en el hogar, hacen que la limpieza de tuberías, sea algo tan secundario que en muchas ocasiones queda olvidado, hasta que nos encontramos con el problema: el sumidero de la ducha está cegado, o tenemos un atranco en la cocina.

Con sencillas costumbres podemos ahorrarnos disgustos, molestias y hasta puede que mucho dinero.

limpiar y desatascar tuberías

CONSEJOS PARA LIMPIAR Y MANTENER EN BUEN ESTADO LAS TUBERIAS

  • Antes que nada, si piensas hacer reforma en casa, asegúrate de pedir al fontanero que toda la parte vista de los tubos sea desmontable y de fácil acceso, eso te ayudará a recuperar con facilidad posibles sustancias u objetos que las puedan obstruir accidentalmente, y por supuesto te facilitará la limpieza de tuberías, al menos en una parte, evitando que queden sin limpieza.
  • Utiliza protecciones en todas las entradas de las tuberías tanto en el fregadero de la cocina, cómo en los sanitarios del baño: bidé, ducha y lavabo.

Las protecciones permiten el paso del agua, pero no de residuos sólidos que pueden acabar generando un buen atranco, evitarás tener que limpiar tuberías más constantemente.

  • Limpia cada vez que sea necesario los protectores, volcando los residuos en la basura y ayudándote con papel higiénico y de cocina, nunca al chorro de agua, pues acabarías por introducir en la tubería esos residuos que tratas de evitar que se cuelen con el protector.
  • Las fibras de cabello, inevitablemente tienden a introducirse por el desagüe de bañeras y duchas incluso a través de los protectores, por lo que para un buen mantenimiento se debe de levantar la protección al menos una vez a la semana, y ayudándose con unas pinzas como las que se usan para depilar, retirar todos los restos de pelos que nos encontremos, puesto que sin limpieza, acabarán obstruyendo el desagüe.

En función del uso que demos al lavabo y bidé, tendremos que proceder de igual manera con mayor o menor frecuencia.

  • En la cocina, los atrancos más clásico, por no mantener algunos cuidados para mantener la limpieza de tuberías, suelen ser los que se producen en el fregadero, provocado incluso por la limpieza habitual de vajilla, sartenes y pucheros con restos como: grasas y aceite, pan rallado, o harina, espinas de pescado, restos de hojas filtradas al lavar verdura, y granos de arroz o fideos, entre otros.

Todo ello va formando sedimentos en el interior de las tuberías que desde fuera no vemos, pero que progresivamente van disminuyendo el paso libre del agua.

Para evitar al máximo las tuberías sin limpieza os proponemos unos pasos y costumbres que resultan muy eficaces.

Pasos y costumbres para mejorar la limpieza de tuberías

1. Fregar y limpiar bien antes de verter

Para no tener que limpiar tuberías con tanta frecuencia, antes de fregar sartenes y pucheros con restos de grasa, aceite, harina o pan rallado, debemos retirar toda la sustancia sobrante que podamos, bien vertiendo por el inodoro cuya entrada está más preparada para recibir residuos, bien en un frasco con tapa que luego puedes tirar a la basura, en el caso de grasa y aceite.

Posteriormente retira todos los restos que puedas con papel que eliminarás en la basura.

Y por último friega con agua caliente.

2. Mantenimiento y limpieza de tuberías con amoniaco

En invierno, y dado que el frío hará que los inevitables restos de aceite que se vierten al fregar platos y cubiertos, se solidifiquen con más facilidad al enfriarse en las tuberías, es recomendable hacer un mantenimiento que consiste en limpiar tuberías con amoníaco líquido, vertiendo un litro y dejando actuar toda la noche. Por la mañana, calentar agua en una olla y echar poco a poco por la boca del fregadero.

Se trata de un remedio muy económico que realizado dos o cuatro veces al mes mantendrá en buen estado la limpieza de tuberías.

El amoníaco es tóxico, por lo tanto deberás procurar mantener la respiración mientras lo viertes, o usar una mascarilla.

Cuando uses amoníaco, no lo mezcles con ningún otro producto químico, porque puede ser peligroso.

3. Mantenimiento y limpieza de tuberías del baño con amoniaco

En la limpieza de tuberías del baño, puedes usar ésta misma solución, o lejía también pura, siguiendo el mismo proceso.

Ten precaución también a la hora de respirar el vapor de la lejía, y las salpicaduras al verterla, pues producen quemaduras.

Es conveniente siempre al limpiar tuberías, terminar con una buena cantidad de agua hirviendo.

4. Evitar echar grandes cantidades de papel al inodoro

Para mantener la limpieza de tuberías en inodoros, es importante no echar grandes cantidades de papel de una sola vez, y por supuesto, no pensar que el inodoro admite todo tipo de objetos para su desecho.

Si accidentalmente cae algo dentro, no hay que tirar de la cadena, y si utilizar unos guantes o unas pinzas para extraer la pieza, por mucho reparo que nos dé, ya que de lo contrario nos exponemos a un problema de atranco que puede suponer incluso picar paredes y suelos con las consiguientes consecuencias de gastos y trastornos.

En pequeños atrancos, para limpiar tuberías y librarlas de aquello que las obstruye, suele funcionar introducir la escobilla de limpieza habitual, empujando hacia el interior varias veces, y posteriormente, cuando el nivel del agua haya bajado, con un cubo, echar agua de golpe.

Si el atranco es mayor, se puede probar con agua fuerte, teniendo precaución de usar guantes y evitar salpicaduras, pues es un producto que quema. Dejar actuar toda la noche y por la mañana si vemos que ha bajado el nivel del agua estancada, probaremos si el atranco ha desaparecido activando la salida del agua de la mitad del depósito.

¿Necesitas un limpiador de tuberías?

Puedes comprar los productos idóneos en Amazon. Te dejamos el enlace directo al producto más recomendado para este tipo de limpieza.

    • Precio: 7,62€
    • Envío en 1 día

Valoración media en Amazon: 

5. Encontrar y eliminar las obstrucciones en cañerías

Si no consigues averiguar en qué punto de las tuberías se ha producido la obstrucción, para poder limpiar tuberías, también puedes probar a abrir la tapa del bote sinfónico, que es una chapa redonda con un tornillo, que encontrarás en algún lugar del suelo, y que es la conexión al desagüe general desde el interior de tu casa, porque puede que allí encuentres la solución de tu problema.

Tendrás que proceder a su limpieza retirando toda la porquería.

Posteriormente puedes verter agua hirviendo poco a poco para ver si traga bien, y así descartar un atranco en ese punto.

La obstrucción en el bote sifónico, te dará idea de la cantidad de residuos que habitualmente se cuelan desde todos los elementos sanitarios, y te estará avisando de que es un buen momento para limpiar tuberías, de toda la instalación sanitaria.

6. Atrancos de cañerías en fregaderos de cocina, lavabo y ducha

Los atrancos en el fregadero de la cocina, lavabo y ducha, también suelen resolverse al principio utilizando la tradicional ventosa, que es un utensilio que remueve el foco de suciedad que ha originado el tapón, haciendo que se desplace y deshaga.

Posteriormente, siempre es recomendable verter abundante agua hirviendo, para arrastrar la suciedad restante, y para prevenir, terminar de limpiar tuberías como hemos explicado en el punto dos y tres. Si nada de esto te ha funcionado, hay que recurrir a una empresa profesional que preste estos servicios.

TRUCO PARA DESATASCAR LAS TUBERÍAS DEL FREGADERO:

Un remedio interesante que puedes probar para desatrancar el fregadero, antes de usar ningún producto, es desenroscar las piezas que conforman la tubería hasta la pared, vaciando el agua en un cubo situado debajo del mismo.

Con la manga de la ducha, introduce agua hirviendo a presión en el interior de cada tramo para limpiar tuberías, conseguirás que salga toda la suciedad acumulada.

Posteriormente vuelve a ensamblar, y prueba si el problema estaba solo en la parte externa bajo el fregadero.

Si el atranco ha desaparecido, realiza los pasos del punto dos para limpiar tuberías.

Si el atranco persiste, deberás sacar la parte de tubería que entra en la pared, e introducir una guía de metal para eliminar atrancos, con movimientos hacia fuera y hacia dentro, para empujar hacia la bajante la suciedad que obstruye la tubería.

Finalmente monta y procede a limpiar tuberías según te hemos repetido en los puntos anteriores.

TRUCO PARA DESATASCAR SALIDA DE LA LAVADORA Y LAVAVAJILLAS:

El procedimiento de la guía, también es válido si tenemos problemas de atranco en la salida de la lavadora a la pared, y el lavavajillas.

Siempre con los interruptores apagados, antes de realizar los pasos para limpiar tuberías, retiraremos el electrodoméstico de la pared, desenchufaremos la toma de corriente, y sacaremos la goma de desagüe para introducir por la tubería la guía de fontanero, procediendo con movimientos hacia dentro y hacia fuera, hasta conseguir que pase sin oposición.

Posteriormente conectaremos todo de nuevo, y probaremos el electrodoméstico en el programa que caliente el agua a mayor temperatura.

Normalmente todas las tomas de evacuación de agua de la cocina suelen conectarse a una misma bajante, por lo que siempre que procedamos a la limpieza de tuberías del fregadero con productos químicos de mantenimiento, estaremos ayudando a evitar atrancos en la salida a las bajantes generales de la casa.

También nos ayudará a mantener la limpieza de tuberías de desagüe, además de conservar mejor el aparato, costumbres como limpiar el lavavajillas por dentro cada cierto tiempo.

TRUCOS PARA DESATASCAR LAVABOS Y BIDÉS:

Algunos montajes de lavabos, y bidés también permiten extraer la tubería de la pared para introducir guías de desatascos, o incluso desmontar parte de la tubería vista para la limpieza de tuberías con agua a presión, que puedes obtener usando la manguera de la ducha con la máxima apertura de agua y temperatura.

Productos para desatascar y limpiar tuberías en casa u oficinas

Además de los consejos de limpieza y desatasco que te hemos comentado, en la sección de limpieza de los grandes almacenes y droguerías, puedes adquirir todo tipo de productos para eliminar atascos y limpiar las tuberías.

Por último, acuérdate de que utilices el sistema que utilices para limpiar tuberías, como reza el dicho: “siempre es mejor prevenir que lamentar”.

Evitar los problemas con nuevas costumbres como procurar realizar con cierta asiduidad el mantenimiento de las tuberías.

Y tú, ¿ya sabes cómo limpiar tuberías en tu casa u oficina?

Si conoces algún otro truco o consejo para limpiar o desatascar tuberías que añadir no dudes en dejarnos un comentario para compartirlo con el resto de lectores, y por supuesto si te ha gustado, ¡compártelo!