Como limpiar paredes pintadas y graffitis

Limpiar Paredes Pintadas

La limpieza de graffitis o de paredes pintadas en general es uno de los principales retos a solucionar no sólo por parte de comunidades de vecinos, sino por parte de los ayuntamientos que ven sus edificios cubiertos con graffitis en la pared.

Las paredes pintadas suelen ser fruto de diversos tipos de pintura, como aerosoles, ácidos, pinturas plásticas o rotuladores. Éstos penetran en los poros de las superficies, llegando a profundizar incluso un centímetro, resultando realmente complicado quitar las manchas de la pared. Esta incrustación es la que se conoce como “sombra”.

Cómo prevenir la limpieza de graffitis

Para reducir el impacto y reducir el coste de la limpieza de graffitis en la pared, se han desarrollado los conocidos como “productos antigraffiti” que protegen las superficies de los materiales de construcción, de esta forma se impide que la pintura penetre en los poros o se adhiera a las superficies, facilitando de esta forma su posterior limpieza con métodos como el con agua a presión, diferentes productos químicos, etcétera.

A pesar de su elevado precio si tenemos en cuenta la necesidad de pintar grandes superficies, resulta más económico que la limpieza posterior, ya que el precio de estas pinturas protectoras va de los 19 euros a los 80 euros y se comercializan en envases de cinco a quince litros. Con su aplicación -que se realiza con la superficie previamente limpia mediante un rodillo-, se garantiza una durabilidad antigraffitis de hasta cinco años.

Existen también otras alternativas que ayudan a prevenir las pintadas no deseadas, por ejemplo, vinilos para cristales transparentes, diseñados para poder limpiar los graffitis de manera más fácil y proteger además el vidrio de las ralladuras y ataques causados deliberadamente. Estas soluciones se aplican en superficies acristaladas como escaparates de comercios, viviendas situadas en las plantas bajas, y su precio se estima en torno a los 10 euros por vinilo, cuya duración se estima entre los cinco y los ocho años.

La incorrecta limpieza agrava el problema

El mayor problema de estas pintadas es que se realizan generalmente en superficies porosas, por lo que en algunos casos pueden ser difíciles de eliminar.

Con el fin de ahorrar costes o simplemente en base a la inexperiencia, muchas veces se recurre a limpiar las paredes pintadas habiendo intentado hacerlo previamente con productos inadecuados, que, en la mayor parte de los casos, consiguen el efecto contrario. El efecto que se consigue es contraproducente, ya que la pintura del grafiti penetra más en el soporte, haciendo que resulte imposible su limpieza total.

Precio de la limpieza de paredes pintadas y graffitis

A la hora de calcular el precio de la limpieza de una pared, debemos tener en cuenta varios factores además de la superficie a tratar, como puede ser su estado, el color del grafiti, o el soporte sobre el que se ha realizado.

El objetivo cuando se vaya a tratar de quitar graffitis y limpiar la pared pintada es no sólo el eliminar el graffiti de la pared, sino de no dañar la superficie, especialmente cuando ésta tenga una pintura previa.

Por eso, el proceso se basa en aplicar, en primer lugar, máquinas de presión con un líquido similar al disolvente pero menos agresivo para la pintura original. Este líquido suele ser, en muchos casos, el ácido fluorhídrico.

Pasos del proceso de limpieza de paredes pintadas y graffitis

Identificación del tipo de superficie pintada

El ladrillo, el mármol, el hormigón, el aluminio de las señales de tráfico, la madera… son sólo algunos de los materiales en los cuales podemos encontrar graffitis y pintadas. Éstas pueden ser superficies lisas o texturizadas, lo que será clave no sólo para la facilidad o dificultad a la hora de eliminarlo, sino también del producto a aplicar.

Mientras que la mayoría de graffitis en la pared se hacen con aerosoles o sprays, son cada vez más frecuentes los graffitis que se han realizado con rotuladores permanentes, los que se han realizado en pegatinas, betún o plantillas.

La eliminación óptima es inversamente proporcional al tiempo que se tarda en identificar los graffitis en la pared: a mayor tiempo transcurrido, más dificultad.

Selección del método de eliminación del graffiti

Si exceptuamos la pintura convencional, la mayor parte de los productos para limpiar graffitis no son de fácil acceso al consumidor corriente, sino que se trata de productos industriales especializados que, por su precio, dificultad e incluso peligrosidad a la hora de manipularlos, sólo pueden adquirirlos directamente las empresas de limpieza. Existen, en efecto, algunos eliminadores de graffitis a la venta en supermercados o tiendas de menaje, pero que, en la mayor parte de los casos, suelen resultar insuficientes para la limpieza de la pared pintada. Por ello, se hace necesario acudir a empresas profesionales del sector.

limpieza de grafittis

Principales métodos de eliminación de graffitis

Pintar la pared del grafiti

Resulta el más económico, ya que simplemente cubre el graffiti en la pared y no se corre el riesgo de dañar la superficie. Se emplea en superficies lisas, ya sean pintadas o no, como paredes blancas o grandes fachadas, donde a mayor tamaño mayor precio. Es, con todo, un producto seguro para el consumidor, de baja peligrosidad en comparación con los eliminadores de graffitis utilizan disolventes químicos.

Limpiar con eliminadores químicos de pintura

Los eliminadores químicos varían entre sí, pero en términos generales el más eficaz es el conocido disolvente. Es otro método al alcance del consumidor, al igual que la pintura, pero ofrece un resultado poro estético, especialmente para grandes superficies. Es recomendable utilizarlo en zonas pequeñas, ya que así puede asegurarse la reacción de la superficie al producto, que varía ampliamente. Dichas superficies deben ser superficies no pintadas, como la piedra o el granito, ya que así el disolvente actúa sólo sobre el graffiti al ser la única pintura en la pared.

Sin salir de las zonas pequeñas a tratar, para quitar pinturas de aerosol o de rotulador permanente, existen eliminadores químicos específicos de venta al público minorista, de fácil aplicación con un paño y la utilización de gran cantidad de agua. Son los conocidos productos como handi-wipe, disponibles en supermercados y grandes superficies comerciales. Para tratar de limpiar paredes pintadas de grandes superficies seguramente se requerirá un producto industrial y la aplicación por parte de profesionales.

Lavado a presión de las paredes pintadas

Es, probablemente, el procedimiento más utilizado. El lavado se realiza con una máquina a presión que combina agua con disolvente específico en una proporción de 80-20% para rebajar el efecto abrasivo del disolvente. Se suele aplicar la mezcla y dejar que actúe sobre la pared pintada por un tiempo determinado, que va desde los cinco hasta los veinte minutos. Este proceso se repite varias veces dejando un tiempo prudencial entre una aplicación y la siguiente para valorar el resultado y la necesidad de más aplicaciones hasta alcanzar el efecto deseado.

Aplicación de una capa protectora contra pintura

Una vez realizada la limpieza, es clave la utilización de métodos preventivos que eviten tener que realizar una segunda limpieza.

Dichos métodos suelen ser de dos tipos: temporales y permanentes.

Hablamos de métodos temporales en cuanto a capas protectoras que se aplican sobre las fachadas a la hora de realizar la limpieza, para no dañarlas con el disolvente. Una vez se finaliza la limpieza, se vuelve a aplicar.

Los métodos permanentes son aquellos que no necesitan una aplicación posterior a la limpieza.

Al igual que los disolventes para grandes superficies, los recubrimientos anti-graffitis no son de fácil acceso al consumidor, sino que se trata de productos industriales especiales y que se suelen vender en grandes cantidades a las grandes aglomeraciones urbanas que aglutinan un mayor número de graffitis en la pared. Además, se venden a empresas especializadas en la gestión de la limpieza.

¿Qué productos para limpiar debemos utilizar?

Una vez está producido el daño, existen en el mercado gran variedad de productos químicos que paulatinamente han ido sustituyendo a los métodos tradicionales basados en tapar con pintura o el chorro de arena, que terminaban por dañar la capa más superficial de las paredes pintadas.

Si queremos eliminar pintadas o graffitis, el método más habitual es utilizar un decapante mezclado con agua a presión, teniendo en cuenta en todo momento el tipo de superficie a limpiar y el producto empleado para hacer la pintada, como hemos visto anteriormente.

Resulta especialmente importante prestar atención a si la superficie está pintada o barnizada ya que determinados productos terminan por dañarlas. Requieren también especial tratamiento las superficies porosas que terminan por formar las llamadas “sombras”, como son el mármol, el granito o la piedra natural

Para superficies verticales, que son las más habituales, los fabricantes ofrecen productos en forma de gel que facilitan la adherencia a la superficie a tratar y penetran con mayor facilidad en el poro descomponiendo la pintura del aerosol o el rotulador permanente.

Ejemplos de los productos que las principales empresas de limpieza están empleando

Antigrafitis "Protect Anti-Graffiti"

Este producto de la empresa valenciana Dapesa a base de siloxanos y polímeros orgánicos, sirve para aplicar sobre superficies porosas sin llegar a sellarlas, de modo que aísla la pintura del graffiti para una fácil eliminación con agua caliente a presión. Se vende en envases de 10 litros a través de la web de la empresa www.dapesa.es

"Producto antigrafitis" GS 205

La empresa catalana Maliv ofrece con el GS 205 una rápida eliminación de pinturas y graffitis en pared con un alto poder disolvente. Su punto fuerte es su acción rápida y eficaz que combina tanto disolventes como detergentes a través de una mezcla de diclorometano, isobutanol, acetato de butilo, xileno e hidróxido potásico no requiere agua a presión.

"Graff-it-off" Limpieza de fachadas

Si bien la nota dominante de estos productos es su perfil altamente contaminante, SQ Futur Química apuesta por la innovación con su Graff-it-off, que sustituye a todos los disolventes clorados, es biodegradable y no es tóxico ni irritante. Es, además, apto para superficies tanto porosas como no porosas.

Decapint Forte "Limpieza de graffitis"

Sucitesa nos ofrece un gel limpiador cuyo punto fuerte en su gran capacidad de penetración en superficies porosas. Su textura en gel permite un mayor contacto con la zona a tratar, facilitanto la eliminación de las diferentes capas no sólo de pintura, sino también de cola, pegamento o silicona. A la hora de emplearlo, permite una aplicación directa sin necesidad de disolución, únicamente es necesario el uso de brocha o rodillo, dejándolo actuar durante pocos minutos.

Vinfer Profesional "Quita graffitis"

Vinfer Profesional va un paso más allá con su decapante del mismo nombre, ya que gracias a su eficacia, sólo requiere pulverizarlo sobre la superficie a tratar para posteriormente pasarle un paño. De este modo, no daña el brillo de las superficies.

De esta manera, el proceso de tratamiento de los graffitis y pinturas en la pared ha experimentado un gran salto en los últimos años, permitiendo la aparición de nuevas técnicas y nuevos productos que han abaratado el coste y, a su vez, han permitido un tratamiento menos agresivo para las superficies tratadas.

¿Ya sabes cómo limpiar los graffitis y paredes pintadas?

Si tienes alguna duda o comentario háznoslo saber!! ¡También puedes pedir tu presupuesto sin compromiso!