Como Limpiar Cristales y Ventanas: Manual paso a paso

Limpiar Cristales y Ventanas

La limpieza de cristales es una tarea necesaria para permitir que la iluminación natural entre en los espacios interiores, y para favorecer un aspecto de limpieza impecable.

Pero muchas veces el esfuerzo realizado en la limpieza de cristales, no se traduce en unos buenos resultados, y cuando contemplamos finalmente la tarea terminada, podemos ver, sobre todo en los días más luminosos, los corros producidos por las bayetas utilizadas, suciedad en las esquinas, o incluso restos y pelusas desprendidas por los trapos o bayetas usados en el proceso de limpieza, lo que obliga a continuar insistiendo por cada una de las caras del cristal una y otra vez.

Limpiar cristales aunque parece muy fácil, puede llevar por tanto más tiempo y esfuerzo con peores resultados, si no se realizan los procedimientos adecuados, en un determinado orden y con productos y útiles específicos.

Desde nuestra larga experiencia como empresa de limpieza profesional, especializada en un gran número de sectores de actividad, y acostumbrados a la limpieza de cristales y ventanas tras las obras, en lugares con alta contaminación, o con alta y frecuente suciedad por el tipo lugar de ubicación, como por ejemplo lugares públicos, colegios…, queremos facilitaros unas pautas generales y concretas sobre como limpiar cristales y ventanas.

Manual paso a paso para limpiar cristales y ventanas

Antes de comenzar a realizar estas tareas de limpieza, si tus suelos son de madera o moqueta, siempre es necesario protegerlos de posibles accidentes debido al derrame de agua o productos que vas a emplear.

Para proteger el suelo, utiliza algún plástico, cartón o si no dispones de estos, al menos unos trapos grandes y absorbentes que eviten el contacto directo de los líquidos que puedan caer.

Guía de limpieza de ventanas y cristales

La limpieza de cristales no se debe de realizar por norma de forma aislada, sin incluir también la limpieza de marcos, tiradores, perfiles de las ventanas, y persianas.

Únicamente se debe de realizar un repaso concreto en algún punto del cristal cuando la limpieza de cristales y ventanas es muy reciente, y aparece una nueva mancha aislada, por una huella pongamos por caso.

Habitualmente tras retirar visillos, cortinas, barras, o estores, comenzaremos por realizar la limpieza de los marcos interiores.

Si la ventana es corredera y tiene carriles, procederemos a retirar el polvo de los mismos, adaptando el utensilio más adecuado a nuestro aspirador, para poder acceder al espacio entre perfiles.

En todo caso, antes de mojar, es conveniente retirar todo el polvo que se posa en los espacios de más difícil acceso para evitar que con el agua se solidifique la suciedad.

Si no se dispone del accesorio adecuado, o no se tiene aspiradora, se puede retirar el polvo de las zonas más difíciles con una brocha y un trapo.

servicio de limpieza especial

A continuación hay que limpiar los marcos con una bayeta humedecida en una solución de agua de amoníaco si se trata de perfiles de pvc, o aluminio, o una solución con agua y vinagre de limpieza, si se trata de marcos de madera.

Pasar otra bayeta húmeda pero escurrida, retirando los restos de suciedad, y aclarando en un barreño cubo o balde con agua, cuantas veces sea necesario, y por último con un trapo seco eliminar los restos de humedad.

En todos los procesos de aclarado de bayetas, se aconseja cambiar el agua utilizada tantas veces como sea necesario, para obtener buenos resultados.

También se pueden usar productos de limpieza comerciales específicos para esta tarea.

En limpieza profesional, se utiliza habitualmente el agua ionizada que sustituye a cualquier producto en limpieza y desinfección obteniendo eficaces resultados.

Seguidamente realizaremos la misma operación de limpieza de ventanas por la parte exterior.

Es muy importante realizar la limpieza previa de los marcos y persianas en orden anterior a la limpieza de cristales, dejando ésta para el final, y evitando así que puedan volver a ensuciarse posteriormente.

Si se trata de limpiar ventanas correderas, lo mejor es desmontar y bajar las hojas, para poder acceder mejor a la parte exterior del vano y de las hojas ( si no son de gran tamaño), pero si no te ves capaz, o resulta imposible, puedes limpiar el polvo del contorno que rodea a la ventana con un plumero con mango telescópico.

La parte interior de las persianas se puede limpiar bajándolas totalmente, y eliminando el polvo primero con una bayeta seca.

Posteriormente utilizar una bayeta humedecida en una solución de agua con amoníaco, en pasadas horizontales en paralelo a las lamas.

Hay que prestar especial atención al escurrido de las bayetas, para evitar posibles derrames de agua con suciedad o jabón que podrían manchar la pared, el suelo, etc.

Al igual que en el caso de los marcos, hay que retirar los restos de suciedad y agua con amoníaco con otra bayeta mojada y escurrida, en pasadas también paralelas a las lamas, para secar por último utilizando otro trapo.

Se recomienda utilizar una solución de amoníaco por su poder limpiador desinfectante, y por no generar espuma como la mayoría de los detergentes o jabón líquido, que resultan más difíciles de retirar posteriormente.

La parte exterior o enrollable de las persianas se limpia de la misma manera, si consigues acceder a ella, o puedes desmontar las persianas si son de tambor.

Si tus persianas son mallorquinas batientes, quedarán perfectas si con posterioridad a la limpieza del polvo, utilizas una máquina de vapor a presión o vaporetta.

limpieza-de-cristales

La limpieza de cristales se realiza de la siguiente forma

Por la parte interior, salvo que exista mucho polvo por obras o abandono de mucho tiempo, será suficiente para limpiar los cristales, realizar un procedimiento de fregado proyectando sobre la hoja agua jabonosa previamente introducida en un espray, extendiendo la solución por todo el cristal.

Después utilizaremos una bayeta mojada y escurrida en agua, y retiraremos la mayor parte del jabón y suciedad, aclarando en agua constantemente.

Finalmente con una raqueta de cristalero provista de labio, iremos realizando pasadas desde la parte superior de un lateral hacia abajo y en abanico.

En cada pasada, limpiaremos el labio de la raqueta sobre un paño, y continuaremos realizando pasadas, hasta completar toda la superficie.

Con un paño totalmente seco y limpio de composición total en algodón, o bayeta de limpieza específica de cristales que no desprenda pelusa, corregiremos posibles corros, o pequeños restos de esquinas.

Para la parte exterior de los cristales, es recomendable retirar el polvo en seco previamente, ya que normalmente se acumula mayor cantidad de partículas que en contacto con la humedad, ya que pueden producir el rayado de los cristales por el barro que se produce.

SERVICIO DE LIMPIEZA DE CRISTALES Y VENTANAS

Necesitas un servicio de limpieza de cristales y ventanas? No lo dudes y pídenos presupuesto sin compromiso. Realizamos todo tipo de limpieza de cristales (también pértiga y andamio). 

Productos y utensilios para limpiar cristales y ventanas

  • Solución de agua jabonosa.
  • Amoníaco en solución a partes iguales con agua.
  • Solución de vinagre blanco disuelto en agua.
  • Limpiacristales comerciales.
  • Esponja o cepillo de cristalero.
  • Bayetas limpiacristales microfibra.
  • Raquetas de cristalero.
  • Rasquetas.
  • Cubos, cubetas o baldes para contener agua.
  • Aspiradoras. (para limpiar perfiles de ventanas)
  • Plumeros.
  • Brochas o cepillos para limpiar perfiles (en caso de no disponer de aspiradora)
  • Trapos de algodón 100%.
  • Escaleras.
  • Guantes.

Consejos a la hora de proceder a limpiar los cristales:

  1. No uses nunca paños que puedan desprender pelusa.
  2. No frotes los cristales si tienen polvo ya que posiblemente conseguirás rayarlos.
  3. No realices la limpieza de cristales cuando tienes el sol sobre ellos, ya que duplicarás el tiempo de la tarea y conseguirás peores resultados, por la rápida evaporación de la humedad que no te permitirá retirar toda la suciedad.
  4. La frecuencia en la limpieza de persianas evitará la acumulación de suciedad que luego resulta más difícil de eliminar. Acostúmbrate a pasar de forma rutinaria (de forma semanal por ejemplo) un plumero o bayeta por la parte interior siguiendo la dirección de las lamas, para evitar la acumulación de polvo.

Trucos para eliminar diferentes manchas en la limpieza de cristales

Restos de adhesivos o pegatinas:

Remojar con alcohol o agua jabonosa, hasta ablandar totalmente.

Utilizar una rasqueta y cuchilla de cristalero, con movimientos precisos en el borde de la mancha a eliminar, evitando rayar.

Retirar todos los restos de papel y si después aún quedan restos de pegamento, eliminar con alcohol o acetona.

Finalmente proceder a la limpieza de cristales tal y como se indica en el apartado anterior.

Manchas de pintura o yeso

Para eliminar manchas de pintura en la limpieza de cristales, también se puede utilizar la rasqueta limpiacristales haciendo presión sobre el borde de las mismas, y si resultan muy resistentes, se puede proceder a ablandar utilizando un trapo humedecido con acetona o disolvente.

Posteriormente realizar la limpieza de cristales como sueles hacerla habitualmente.

En cristales con manchas de pintura o yeso, si se trata de pequeñas manchas puntuales, mejor retirar utilizando la rasqueta en seco, y una vez eliminadas proceder a la limpieza habitual.

Trucos caseros para limpiar cristales

  1. Si no dispones de trapos de algodón 100% en casa para realizar la limpieza de cristales, utiliza papel de periódico mejor que el de cocina.
  2. La limpieza de cristales interiores de mamparas del cuarto de baño queda muy bien utilizando el mismo producto limpieza de la placa vitrocerámica, pues no raya la superficie del cristal, pero elimina muy bien los restos de cal y jabón, y gracias a sus ceras, permite mantener durante más tiempo limpios.

Humedece una bayeta en agua, y aplica una cantidad de producto para limpieza de la vitrocerámica, extiende por la superficie de la mampara, friccionando más fuerte en los puntos con manchas más resistentes.

Luego solo tendrás que retirar aclarando constantemente con la misma manguera de la ducha, posteriormente seca con un trapo de algodón y conseguirás una limpieza impecable de los cristales de tu mampara de ducha.

Esperamos como siempre que nuestros consejos te puedan ayudar a la hora de saber cómo limpiar cristales y ventanas, con nuestro manual paso a paso.

Y si hay que limpiar demasiados cristales, o los cristales que hay que limpiar son los de tu oficina/industria, o están situados en lugares difícilmente accesibles, no dudes en llamarnos, y estaremos encantados de ponernos a tu disposición como siempre, y sin ningún compromiso.

Y tú, ¿ya sabes como realizar la limpieza de cristales y ventanas para que queden perfectos?